Reportajes

Restaurante Ramón Freixá

24 de septiembre de 2012

El pasado viernes 14 de septiembre fue un día intenso. Entre otras cosas, cumplí 40 años y, con ellos, uno de mis sueños: ir a cenar al restaurante que Ramón Freixá (2 estrellas Michelín) abrió hace 3 años y medio en la capital (www.ramonfreixamadrid.com).


El restaurante está situado en el Hotel Unico www.unicohotelmadrid.com, en la “salmantina” calle de Claudio Coello. Te recibe un agradable jardín que sirve de frondosa antesala al restaurante.

 

Lo primero que llama la atención son los suelos (plagados de pequeñas teselas que forman dibujos modernistas, como el que aparece en su logotipo), la disposición de las mesas y sus diferentes tamaños, el cromatismo (dorados, negros y blancos), pero sobre todo, lo que más impacta es el magnífico mural que preside el fondo de la sala, con una impresionante fotografía de la Gran Vía.

 

Todas las mesas están decoradas con una preciosa tabla de madera de olivo adornada con algún producto de la huerta (pimientos, calabazas enanas, berenjenas, tomates), el personal tributo de Ramón a los orígenes, espina dorsal del menú degustación. La vajilla hace el resto; unas maravillosas copas en blanco y negro y un bajoplato con relieves dorados que te transportan a una noche mágica. Te sientas y empiezas a soñar despierto…

 

Antes de entrar en materia comestible diré que:

1) El trato es muy agradable. Un joven equipo te cuida y te guía durante todo el menú, explicándote con soltura todos los platos (que son muchos) y resolviendo cualquier duda que te pueda surgir.

2) El propio Ramón te atiende personalmente. Así es como se hacen las cosas. Si tienes un restaurante que se llama Ramón Freixá y tus comensales van a vivir una experiencia gastronómica de nivel (para mí, rayana en la felicidad), esto es lo que esperan. Ramón pasea constantemente por las mesas (pocas, 10) supervisando e interesándose por todo.

3) Me encantó la idea de que el menú fuera maridado. Un experto sumiller te explica las bondades de cada vino que se va a tomar con cada plato. Una forma magnífica de catar diferentes caldos y beber “lo justo”.

4) El precio me pareció “razonable”. Sensiblemente por debajo de los grandes menús degustación (La Terraza del Casino, Diverxo, Dassa Bassa…) pues el precio incluye el maridaje de vinos, que normalmente va fuera. En cualquier caso, la visita a un restaurante de esta categoría es sólo comparable con ir a un espectáculo (un musical, una ópera, un teatro…). Disfrutas sin parar durante más de 2 horas, y eso, para mí, “no tiene precio”.

 

Os enumero por orden los platos que pudimos degustar. Aviso: poneros un babero porque se os va a hacer la boca agua.

1. Boquerón rebozado (deshidratado) con polvo de patata morada.
2. Coca con tomate de huerta y butifarra de Vic. 
3. Snacks: Cake cebolla y yogurt, fresa y cítricos, roca de olivas, apple foie y choux de parma-soja.
4. Aceite de oliva virgen extra y mantequilla de la France.
5. Pan de sobrasada y almendras tostadas.
6. Brotes, remolacha y chipirón.
7. Tomate kumato asado con madera de Bourbon.
8. Tartar de tomate con carpaccio de ternera.
9. Macedonia de tomates con aire helado de tomate.
10. Rape en taco frito, setas cultivadas a la mantequilla avellana.
11. “Las almendras” – 3 texturas.
12. Hinojada anisada.
13. Paletilla de cordero con sobrasada y miel, sémola de pimientos y punto de pistachos.
14. Pisto Gaudí.
15. Carbonara de judías finas.
16. “Dulce espera”: panacota de lavanda con pan de especias, sacher cake, magdalena de chocolate, gominola frutal, chupito de chocolate con fruta de la pasión, frambuesa rellena de té verde y manzana dorada.
17. Detalle de rosa.
18. Frx x 3 – Momento Dulce.
19. Lichi relleno 
20. Mi tarta de cumpleaños.
21. Macaron de chocolate fondant.
22. Cazuela de chocolate, peritas a los tres vinos.

 

 

 

 

Milagros Pastor
Propietaria de España en la Mesa (tienda especializada en gastronomía española)
www.espanaenlamesa.com
Twitter - @espanaenlamesa