Actulidad

Preparar tu hogar para cocinar

Salir a cenar en Madrid es una delicia. Pero, por desgracia, nuestra ciudad es la más cara de España junto a Barcelona, y una de las más caras de Europa. Y eso a final de mes se nota.

Por eso, a veces es importante invertir un poco en nuestro hogar, para tener una mejor alimentación, a un menor coste, y sin renunciar a la calidad en la medida de nuestras habilidades culinarias.

En la inforgrafía que acompaña este post tenemos algunas claves para mejorar nuestros menús caseros.

Uno de los mayores errores es incluir demasiada sal en nuestras comidas. Es cierto que potencia el sabor, pero podemos lograr lo mismo con las especias, añadiendo matices que la sal no aporta. No olvidemos que muchos productos vienen ya con mucha sal (ojo a las salsas preparadas), y añadir más nosotros significa saturar nuestro cuerpo. Al principio puede costar hacerse con las combinaciones ideales de especias, pero se consigue con la práctica antes de lo que pensáis, y merecerá la pena a todos los niveles.

La cocción es muy importante. Las verduras hervidas o al vapor mantienen más sus propiedades, mientras que las carnes es más sano hacerlas a la plancha. Los pescados ganan si pasan por el horno...
El control de la temperatura es fundamental, por eso es recomendable contar con una cocina de Gas Natural que permita un mejor ajuste (y evitemos cortes imprevistos. ¡Imaginad que se acaba el gas mientras estáis haciendo un pastel en el horno!).

Además, el gas ofrece una temperatura más estable que otras técnicas, lo que beneficia a los productos y guisos que requieren de una cocción prolongada a la misma temperatura. Eso por no hablar de que estamos contando con una energía limpia, cómoda y económica.

No olvidemos tampoco que algunas cocinas de gas cuentan con encimeras de alta potencia nos permiten calentar las cosas de forma más rápida y eficiente, evitando que se degrade el aceite en el caso de los fritos.

La calidad de los alimentos es clave tanto en lo que se refiere a propiedades como en cuanto al sabor final de los platos. El mejor cocinero empieza "cocinando" en el mercado.