Actulidad

Nuevo Vi Cool by Sergi Arola en el Barrio de Salamanca

Porque Vi Cool by Sergi Arola es mucho más que ‘be cool’. Es gastronomía, que por algo lo asesora el internacionalmente reconocido chef Arola; es enología, como indica el ‘Vi’ primera sílaba del vino (o vino en catalán); es un buen servicio, de eso se encarga Sara Fort, y más en concreto su hermano Josep María, quien dirige la sala a diario; y sí, también es bonito y va gente guapa, porque es cool. Es decir, es el espacio perfecto para una comida sencilla e informal pero llena sabores intensos y para disfrutar en buena compañía.

Sin duda, es uno de esos sitios que conquista desde el primer momento y ahora lo hace por partida doble con la apertura de un nuevo Vi Cool en el barrio de Salamanca, concretamente en Lagasca, 32. (Tel. 91 435 57 01. www.vi-cool.com), esquina con la tan de moda calle de Jorge Juan, que se suma al ubicado en Huertas 12 desde el verano de 2011.

La carta de Vi Cool es la cocina más desenfadada de Arola, a base de tapas tradicionales, eso sí, reinterpretadas y presentadas de una manera moderna. Además, con el nuevo local, las propuestas también cambian y aparecen sabrosas recetas. Así, entre las ‘Raciones en Frío’, y junto a las exitosas Nuestra ensalada César y las Sardinas marinadas con aceite de tomate seco y orégano fresco, entre otros, un Salpicón de buey de mar y bogavante. Y también en frío, introducen dos sopas: Dashi de tomates asados, con tofu y espinacas salteadas y Crema de setas, buñuelos de berenjena y yogurt al comino. Otra novedad son los Vicooooles, mitad temaki/mitad kebab, en definitiva, un wrap: de jamón ibérico, de salmón ahumado, queso freso y hierbas o de Cheddar y verduras. Y la sección de Dale la lata, que como su nombre indica, está dedicada a latas de conserva de primerísima calidad, que se preparan con deliciosas salsas, como las Almejas en salsa verde.

Entre las ‘Raciones en Caliente’, muchos platos interesantes, como Los taquitos de tortilla de patata y cebolla, los Langostinos fritos con curry y menta, canelones en distintas versiones… Y continúan inamovibles Las Bravas de Arola. Y, la estrella de la casa, las ‘Coca-Pizzas’, más finas y crujientes que nunca y elaboradas como siempre con harinas orgánicas e irresistibles ‘toppings’ como Mojama, migas de atún, guindilla vasca y tomate. Con esta oferta, apetecible de principio a fin, una opción cómoda y acertada es el ‘Menú de Tapas’, que incluye seis platos y un postre con un precio de 20 € por persona o el ‘Menú Degustación Clásicos de Arola’, con siete salados y dos dulces, y un precio de 30 €. Hablando de postres, la Copa catalana con galleta María y sorbete de mandarina, huummm. Ah, de lunes a viernes laborables también cuenta con un menú del día por 12’90 € (3 primeros, 3 segundos y 3 postres a elegir, con pan y postre o café incluido).

Y la bodega, seleccionada por Daniel Poveda, sumiller de Arola, también tiene un gran protagonismo, porque la filosofía de Vi Cool es buenas tapas, buena música y buen vino. Y de esto se encarga Josep María Fort, sí, el hermano de Sara. Él dirige la sala de ambos restaurantes con amabilidad y además recomienda los vinos con gran acierto y es que ha aprendido todo sobre el mundo vinícola junto a Josep Roca. Fort trabaja día a día asentando esta firma, de la que también es propietario, en la capital, para que cada cliente salga satisfecho.

En cuanto a la decoración, obra de Eva Palao al igual que la de Huertas, entremezcla lo moderno con lo clásico, como la cocina, y el resultado es un restaurante agradable con grandes vinilos, del artista Roger Casas, con el producto como protagonista, libros de cocina, latas de conserva, una preciosa bodega con más de 30 referencias y exclusivas mesas acompañadas de bonitas sillas y sofás, que a nadie le importaría tener en el comedor de su casa. En definitiva, un espacio cómodo en el que la gente se siente a gusto. Vi Cool Lagasca tiene capacidad para 60 personas en sala y 40 en su coqueta terraza y abre todos los días de 12:30 a 16:00 y de 20:00 a 00:00 horas. El precio medio de la carta es de 25 €, lo perfecto para el bolsillo y una explosión para el paladar, ya sabes… ¡‘Vi Cool’!